Significado:

"Ahora mismo, el ser humano, debe hacer un gran esfuerzo en comprender y aceptar los fundamentos por el cual, la energía sigue su propio proceso; el proceso del pensamiento. Pues como ya hemos visto, parece ser, que no solamente la Tierra es una escuela en donde nosotros vivimos, sino que, además, es la galaxia el lugar por el cual, los seres que procesan dimensiones perfectas, aprenden y se desarrollan, investigan, viven, aman, mueren y se transforman, intentando adaptar su forma física a mayores y mejores formas por donde la luz, se pueda manifestar cada vez con menores inconvenientes".


Hulupa D´hära VI. Adhams y la doncella.

Los libros Hulupa D´hära, son el producto de la canalización telepática a través de las Huestes del Plano de la Luz, en colaboración con la Fraternidad o Confederación Cósmica y Universal. Su difusión debe ser gratuita, ya que, nos pertenece a todos por derecho de nacimiento.

Estas seis historias, nos corresponden como legado mismo, habiéndose perdido su singladura a través de los tiempos. Para entender el conocimiento que nuestros Hermanos del espacio nos quieren transmitir, deben ser leídas ordenadamente.

Así mismo, quedan reservados los derechos al autor de la obra.

domingo, 26 de octubre de 2014

Vete.


VERSIÓN  POWER  METAL

No soy muy dado a hacer versiones, pero en este caso, viene que ni pintado el hacer una versión del compositor Juan Carlos Calderón e interpretada por Nino Bravo. Y no es que os esté pidiendo que os vayáis del blog, si no que la tendencia de la sociedad si parece que es la de alejarnos de ser creativos, es decir, de nuestra propia naturaleza.

Vete, es un tema que se hizo en 1972 y que he querido expresar toda su textura. He añadido de mi cosecha, así como acelerado el tempo. Pero aún así, parece que contiene toda su esencia, lo cual confirma las conjeturas de que el tiempo es mental. Han cambiado mucho las cosas en  tan sólo 40 años, pero el que ha cambiado es el hombre, para bien o para mal. El sentimiento no cambia. Y por lo tanto, el tiempo, queda relegado a las modificaciones físicas. Lo que verdaderamente importa es la intención que tengamos de nuestras acciones, así como de los propósitos que tengamos en la vida.

Sirva también, para revindicar que lo que nos llega gratis, a veces, no es apreciado. El sol también es gratis, el agua, el aire que respiramos. Sin embargo, hasta nuestro lindo planeta se ve amenazado ante las agravios por parte de nuestros congéneres; los seres humanos.

Por otro lado, el arte, es también un trabajo y como todo trabajo merece ser, no solamente remunerado, sino que también reconocido.

El problema se ciñe intrínsecamente en que es muy complicado encontrar gente para tocar desinteresadamente y formar grupo. Y sin un grupo se complica mucho a la hora de seguir siendo creativo, pues para seguir innovando hay que trabajar, investigar y tener unos medios para llevarlos a cabo. Sin grupo; no hay expectativas, pues también, es necesario tener unos objetivos que cumplir. Una cosa lleva a la otra.

La vida, sería mucho más alegre si hubiera una verdadera y autentica participación por parte de todos.

Espero os guste.





                                                       


   

jueves, 23 de octubre de 2014

¿Forma el tiempo parte de la realidad?.


Continuando con el comentario que he escrito en la página web de Vicente Fuentes. www.ufopolis.com y cuyo artículo se remite a continuación:

http://www.ufopolis.com/2014/10/esta-el-caso-rendlesham-relacionado-con-los-circulos

Es un caso espectacular este de Rendleshman, donde el tiempo y el espacio parecen detenerse. Esta sensación, la hemos sufrido aquellos que hemos tenido encuentros cercanos con ovnis. ¿Acaso tienen nuestros hermanos mayores la capacidad de modificar el tiempo o acaso viven en un tiempo diferente?. ¿Serían posibles los viajes en el tiempo?. En la primera pregunta, creo que no solamente tienen la capacidad de modificar el tiempo, si no de alterarlo a su antojo. Y es que, para ellos, el tiempo no existe. Viven en una especie de vínculo a la cuarta dimensión o invisibilidad del plano físico. En virtud a esta invisibilidad, pueden también, alterar la materia.

El planeta tierra ya fue destruido en un pasado y vuelto a poner en marcha dándole una nueva oportunidad. Esto se hizo por parte de la confederación estelar. Un trabajo conjunto entre seres muy evolucionados de las Pléyades y de Orión, hace más de mil millones de años. Esto fue necesario, ya que la tierra que hubo explotó y tuvo que volver atrás en el tiempo y rescatarla. Ya que la lucha que se libra entre las fuerzas de la Luz y de la materialidad -u oscuridad- por pertenecer al mundo tenebroso, no son nuevas. 


En el siguiente artículo ya hablé sobre los tiempos y la reconexión de los tiempos que sería como un reseteado que se perciba ahora, por la convergencia de los dos tiempos. Fin del tiempo establecido, e irreal y el tiempo real de la tierra, la cual hubiera seguido su rumbo de no haber sido destruida por el hombre que antaño vivió en Ambernos, la antigua tierra. De los dos tiempos, surge ahora un tercer tiempo muy relacionado con el tiempo de percepción con la cuarta dimensión, o también conocido como real tiempo cósmico. Y éste último tiempo, dará sus frutos cuando al fin la humanidad alineada a la energía, pueda entrar en comunicación transpersonal con entidades de otros mundos, ya que, todos somos Uno. Todos formamos una gran familia. Todos somos Hijos de un mismo Padre o provenimos de la misma fuente, la cual, retornaremos.

http://flechaafilada.blogspot.com.es/2012/05/estamos-viviendo-la-reconexion-de-los.html


Existen muchos más casos de alteraciones de tiempo o científicamente: alteraciones del magnetismo terrestre o simplemente del campo magnético. Desapariciones de aviones, barcos, etc, se han dado cita en el triangulo de las Bermudas y cuentan con cientos de casos. Otros, son como el caso del cabo segundo Armando Valdés Garrido. Los hechos tuvieron lugar en Chile, un 25 de abril de 1977. En donde cuenta que tras avistar una luz roja, él con un grupo de siete hombres, ven un Xendra, que viene a ser como una especie de bola de luz y que, al acercarse desaparece el cabo, apareciendo quince minutos después. Lo que el cabo Valdés experimentó, una vez recobró la consciencia fue que su reloj marcaba las 4:30 del día 30 de abril. Es decir, que había transcurrido 5 días, con la barba crecida como tal, con lo que se supone que estuvo en el interior de aquél objeto o Xendra "puerta interdimensional". 

Lo cierto es que el cabo no recordó absolutamente nada. Y si fue sometido a hipnosis no sabemos el resultado, ya que se trataría de información confidencial.

Como vemos, la tecnología de nuestros hermanos del cosmos no es solamente la alteración del tiempo a nivel de experimentación sino que viven con ello como algo innato, pues como he dicho antes: el tiempo parece no existir para ellos. No sabemos si al librarse aquí en la Tierra esas luchas entre las dos líneas de acción, la luz y la oscuridad, nos hace conocer el tiempo como tal, o si su tecnología está efectuada con materiales desconocidos para los terrícolas. Posiblemente ambas conjeturas sean correctas.


Lo importante de todo esto es, no solamente comprender el porqué hubieron oleadas o cuál es nuestro eslabón perdido que igualmente son importantes, sino el hecho de que la historia no se vuelva a repetir. Pues al día de hoy, se puede decir, que ya tenemos todos los medios como para comprender quienes somos, de dónde venimos y adónde vamos.

Incluyo, unas otos del último círculo de cosechas que surgió un el 22 de agosto del presente año 2014.

En la primera foto, se aprecian siete círculos en un campo distante al dibujo del pliegue de ambas solapas que parece nos quieren comunicar. ¿Pliegues de energías de diferente dimensión?. ¿Tiene algo que ver los siete círculos con los que Vicente comentaba en su artículo en relación a los círculos de campos de cosechas?. Y si así fuera: ¿Querría ello decir que ya sabrían que esto mismo iba a darse, adelantándose una vez más al tiempo?. Si así fuese; no me extrañaría nada, pues la ayuda siempre llega cuando más falta hace. Pero los cambios los tenemos que hacer los terrícolas. 

Más información sobre nuestro eslabón perdido: Cuentos del sistema local.




domingo, 12 de octubre de 2014

Todo responde a un orden.


Después de las experiencias que he tenido no me cabe ninguna duda de que Todo responde a un orden. A un Plan rigurosamente prescrito por aquellos que vienen de las estrellas y sabiamente diseñado por aquél que llamamos Dios. 

Estoy completamente seguro, y hablo por el fruto de mi trabajo como canalizador e investigador de que, no solamente las primeras ciudades y asentamientos de los primeros pobladores de la antigüedad no fueron puestas al azar, sino que, el Universo mismo, se consolidó hace más de mil millones de años para que el cinturón del zodiaco sirviese de ayuda a la familia humana en su evolución. Así hasta nuestros días, por los siglos de los siglos.

Esto es algo que la ciencia ha tratado de negar. Pero esta teoría va más allá de que supuestos astronautas del espacio vinieron para experimentar con la familia de los primates. Es que, todo el sistema zodiacal, fue diseñado para que ahora, lleguemos al punto de ebullición de no retorno, por paradójica que parezca la idea. 

De hecho, ahora mismo, el zodiaco ha cambiado tanto que en su conjunto, han vencido la individualidad y perdido su legitimidad ante la influencia que nos llega. Es decir, que se podría decir que con la entrada del nuevo milenio y la inversión de polos que ha sufrido el planeta que, como es lo mismo, pues lo que es arriba es abajo, hace que la misma esencia se unifique con las demás esencias de influencias astrológicas para ofrecer lo mejor a las mentes despiertas. Para colaborar con lo prescrito con el Plan Divino.

Aún así, todavía no ha habido nadie que me haya dicho personalmente o por escrito, que ha leído la saga Hulupa D´hära y le ha ayudado... Y si lo ha hecho por escrito. A mí, particularmente, no me ha llegado nada. Pero esto no me ha impedido seguir viviendo, investigando, canalizando y experimentando. Porque, la información llega a quien está preparado para ello. Y hoy en día, son tantas las pruebas que han habido, que tiene que ser el hombre mismo, el que desenmascare su propia inercia, despolvoree el tejido de sus mejores prendas e invierta su tiempo libre en investigarse, en indagarse y en última estancia, sanar sus viejas heridas. Nuestros hermanos mayores nos han abandonado físicamente. Pero no se han ido, simplemente, han cambiado de vibración. La oportunidad que se nos presenta es tal, que nada puede hacer que la evolución prosiga y además, es el momento idóneo para ello. Es el turno de la humanidad.

Ciertamente, todo lo que es arriba es abajo. Como decía, las primeras ciudades las hicieron los seres venidos de las estrellas hace millones de años atrás, así como asentamientos. Lugares clave, coincidiendo con conjunciones de estrellas en su alineamiento. No voy a dar indicios de esto. Ya he dejado información en mis libros, simplemente, investiguen. Y si me equivoco; háganmelo saber. 

No me molesta que nadie me consulte nada, ni me haga preguntas, ni nada por el estilo. Lo que me indigna, es que hayan personas que ganen sumas importantes de dinero porque se hagan llamar chaman o guru, y hagan como que tienen la capacidad de arreglar situaciones personales por una información que les ha llegado gratuitamente. Por favor, sean justos en sus vidas. Tengan la virtud de trabajar el recto pensar, recto proceder y la correcta palabra.

Y por si fuera poco y hablando de ciudades perdidas, resulta que el 5 de Mayo del 2014, publiqué un libro basado en la historia de la mitológica Atlántida. En la portada diseñé la ciudad, como me llegó de forma intuitiva. En cuanto a la historia, fue el producto de una canalización con mi Maestro y Guía.

No creo en las casualidades, pero una vez más, el penúltimo círculo de las cosechas que apareció el 16 de Agosto. Es decir, cuatro meses después, hace referencia a un ojo y en su alrededor, parece que se trate del canal de agua que rodea a la ciudad que dibujé para la portada. Un libro que ni siquiera ha llegado a las 30 descargas gratuitas.

 Y una prueba que pocos o nadie se han dado cuenta. Y pocos o nadie se ha molestado en hacérmelo saber.



miércoles, 1 de octubre de 2014

Nuevo disco: Los elementos naturales en la auto-realización.


Ya os podéis descargar mi último trabajo musical.

La música evoca por su vibración en la apertura del alma emisor, un estado tal, que en su expresión, trata de alcanzar un estado vivencial que nos capacita a percibir la energía: su color, su matiz, su cualidad en armonización y sintonización con nuestra propia alma. 

Resulta francamente imposible en un contexto mundano, hacer que este trabajo de estudio llegue al mundo del espectáculo, por lo que si no quiere perderse; hay que divulgarlo. Pásalo.





Experiencias en los montes del Peñagolosa.

Durante los meses de Julio y Agosto del 2014, los dediqué prácticamente en su totalidad a la composición y grabación de los ocho temas que componen mi último trabajo musical: Los elementos naturales en la auto-realización. Y como todo llega como un arrollo de agua fresca a la inspiración, hay que jugar y dejar que sea el alma misma quien exprese aquello que experimente, mostrando cierta disponibilidad a conectar con otras almas. Es por ello, que hace que la música, cuando es la expresión propia del alma, puede ayudar en su vibración a elevar la vibración de aquellos que sintonizan. Si crees en ello, si lo sientes, entonces funciona.

Cuando hube finalizado la sesión de grabación sentí como una fuerza imperiosa que me llevó casi a arrastrarme hacia las montañas Peñagolosa. Así fue como inicié el viaje y poco a poco, me fui acercando a una de las vivencias más significativas de mi vida.

Las primeras semanas de Septiembre transcurrieron tranquilas en la morada de unos antiguos amigos, el calor de un ambiente familiar, prestando mi apoyo en los quehaceres diarios, así como cuidados en las plantas y en los animales de granja.

Luego viaje a Olba, en donde se realizaban los últimos encuentros veraniegos tradicionales de mercado e intercambio. En sus actividades, llegué a conocer gente, aunque no pude hallar cobijo, ni intercambiar mis servicios a cambio de alojamiento y manutención. Hice acopio de mis fuerzas y escaso o casi nulo presupuesto para continuar mi viaje en moto hacia aquellos contactos que tenía sobre la zona.

Como digo, sin presupuesto y con el depósito a mitad, me las ingenié para visitar Lucena y Villahermosa del río. En ambos lugares, conocí buena gente, pero en ningún caso, prescindían de mis servicios. En Villahermosa, tuve un primer avistamiento. Fue el 10 de Septiembre, en donde a través de mi tienda de campaña y en la oscuridad de la noche, una luz blanca, más grande que una estrella se movía sobre una montaña hacia todas direcciones. Era temprano, no llegaría a ser las 23:00 h. A continuación, me llegó una especie de mensaje de paz y tranquilidad. Estaba un poco alterado por mi situación pero tenía que ser paciente y confiar en que todo saldría bien.

La experiencia más significativa, no llegaría hasta una semana después, la tarde-noche del 17 al 18. Necesitaría algo más que un artículo para contar todas mis experiencias, a todas las personas que conocí y los lugares que habité. Tras visitar la Ermita de San Juan, no sabía por qué diantres, pero sentía la necesidad imperiosa de visitar el nacimeinto del río Garbo, e incluso, volver siguiend el curso del río hasta el punto de partida: Villahermosa, en donde había tenido una experiencia de contacto la semana anterior. Con todo ello, y después de unos diez días, que había visitado los lugares más emblemáticos de aquello que bordea los montes del Peñagolsa.

Una vez que el guarda forestal de la Ermita me indicase el camino a seguir, llegué caminando hasta un cruce en donde una furgoneta en el lugar que tenía que haber tomado me hizo cambiar de rumbo, tomando un camino equivocado. De este detalle, me di cuenta al día siguiente.
Por estas fechas, y después de haber tenido la suerte de sortear unas ligeras luvias, hay gente que llega a estos parajes en busca de setas o rebollones, por lo que el signo o señal "rp" que tenía que haber tomado y sirve para que los senderistas no se pierdan, había sido ocultado de mi vista por una furgoneta.

Sin saberlo, estaba tomando un camino equivocado. Un camino, que me hizo ascender por la peligrosidad del lugar hasta lo más alto de una de las montañas que, junto al Peñagolosa, forman dicha cadena montañosa.
Tras mucho esfuerzo, cargado como un mulo, con la cantimplora medio llena y prácticamente agotado, llegué a la cima. Las vistas eran de vértigo. De hecho, no recomiendo a nadie que realice ninguna proeza similar sin la ayuda de un guía que conozca bien el terreno y tomando las medidas oportunas.

Era tarde para bajar y pronto para dormir. Pero tuve que pasar la noche sobre la cima, sin dejar de tene4r en cuenta la peligrosidad del lugar. Ello me llevó a acurrucarme en un lugar y esperar a la mañana siguiente para poder iniciar el descenso. Y así, me tumbé en una pequeña oquedad del terreno.

Tumbado, y casi sin poderme mover mucho, lo único que podía hacer era esperar. A continuación, hizo presencia de una esférica luz durada sobre las blancas nubes y tras desaparecer, comenzó a formarse en las nubes curiosas figuras en contraste al azul del cielo. Serían las 18 o 19:00 h. de la tarde como mucho.

Se formó una figura que suscitó una emoción que hizo estremecer a este humilde servirdor: Tres Hermanos Mayores unidos en la misma secuencia, con escafandras y con las manos derechas extendidas formando una "V". Supe, que se podría tratar de aquellos primeros pobladores, Hermanos de la Confederación estelar que llegaron al planeta, pioneros de tiempos remotos. Luego, vi otro muy similar a los anteriores. Estaba de pie y aparecía como un gigante, destacando las botas y la escafandra. De las escafandras transparentes todas ellas, sobresalían una especie de antenas. En los dibujos que me mostraron, destacaban también los guantes, cinturón correajes y hasta una especie de mochila adosada al traje espacial.

Las imágenes se sucedían una tras otra, como una especie de comunicación interdimensional. Vi rostros de seres pertenecientes a otros mundos, muy parecidos a los que se ven en las películas de ciencia-ficción. También vi los rostros de mi familia ancestral. El mensaje que me llegó fue claro:

"TODOS los pobladores del planeta tierra tenéis una familia ancestral, que os quieren y os aguardan. Ellos no quieren llamar la atención más os aguardan a que alcancéis los niveles de conciencia que hagan posible la comunicación.

Nadie es oriundo del planeta tierra. No es casual que viváis aquí. Todo responde a un orden. 
El Plan de Dios avanza. No hay nada que temer, más bien, hay que desterrar la idea del temor de vuestras vidas de una vez por todas y para siempre."

La experiencia finalizó con el rostro de Maitreya -El Cristo, impreso en las nubes como de forma tridimensional. Muy similar al que aparece en la síndome.

Durante el transcurso de la noche y con cielo cubierto, se dieron ciertas precipitaciones. Me sorprendí al comprobar que la tormenta que se daba a lo lejos la viese prácticamente sobre el horizonte, debido a la altitud que me hallaba. También la presencia de una luz blanca u ovni, la misma que había estado observando hacía más de una semana, se dio cita esa misma noche. Esta vez, la acompañaba un caza militar con las luces intermitentes, volando a bastante altitud. Efectuaron un giro por todo lo que ocupa la bóveda celeste alrededor de donde me hallaba, volviendo a aparecer poco más tarde por el este, volando ambos en línea recta. La situación se me antojó un tanto cómica, ya que, los humanos, creemos tener todo al alcance de nuestras manos pero se nos escapa la humildad y la generosidad para hacer frente a la realidad sin la utilización de la fuerza o la violencia. Y lo curioso es que por más que digamos y que hagamos, oficialmente, se les da más credibilidad a los pilotos cuando son los primeros que callan.

Tras las precipitaciones, y después de haber estado el cielo prácticamente cubierto me sorprendió que no llegué a empaparme. Me mojé, también mis pertenencias pero nada que no tuviera remedio. Gracias a ello, pude seguir tocando la guitarra acústica alegrando a los aldeanos con mi música, por lo que tampoco me faltaron enseres para continuar mi viaje de retorno.

Por todo ello: Mi más cordial agradecimiento.